Blogia
BLOG DEL GUAJE

La Izquierda, además de predicar debe dar ejemplo

La presente entrevista fue realizada por el diario turco Birgün y publicada el pasado 12 de octubre de 2009

 

En Turquía no se conoce mucho la experiencia de Marinaleda, pero la gente de izquierda que ha conocido el ejemplo de su pueblo a través de los artículos del New York Times (EEUU) y Birgün (Turquía) ha quedado impresionada. ¿Podría contarnos cómo empezó todo?

En torno al problema del paro de esta zona de Andalucía, (Sierra Sur de Sevilla), que es un paro estructural, organizamos a los trabajadores a través de asamblea y alrededor de un sindicato, el SOC (Sindicato de Obreros del Campo), y planteamos la necesidad de una reforma agraria en Andalucía, ya que el 2% de los propietarios poseen el 50% de la tierra cultivable.

Por otra parte, políticamente nos organizamos en la CUT (Colectivo Unitaria de Trabajadores) y nos presentamos a las elecciones municipales, obteniendo mayoría absoluta en los comicios del año 1979, mayoría que seguimos manteniendo hasta la fecha.

Con esta organización política y sindical entendemos que la lucha por el empleo y la tierra son fundamentales desde la participación activa del pueblo.

¿Cuáles fueron los principales problemas a los que tuvieron que enfrentarse entonces para la construcción de este modelo de administración municipal: trabajo, tierras, vivienda...? ¿Cómo los resolvieron?

El primer problema fue romper con el viejo esquema político de la dictadura de Franco, que no concebía a los Ayuntamientos como instrumentos de lucha, prestación de servicios y solidaridad, sino como vigilantes del poder central.

El segundo problema fue el del paro, que en el mundo rural y en nuestro pueblo llegaba hasta el 70% de la población activa. Fue por eso por lo que desde un principio emprendimos la lucha para obtener el medio de producción, la tierra, para conseguir ese empleo tan necesario.

En tercer lugar necesitábamos la participación del vecindario y no fue una tarea fácil, sobre todo por la negativa de los hombres a que las mujeres pudieran participar.

Cuarto, la hostilidad de la extrema derecha y de los terratenientes hacia nuestros planes.

Resolvimos los problemas mediante la constancia y la lucha frente a los gobiernos y la burguesía terrateniente, que en nuestro pueblo estaba representada por el Duque del Infantado, quine posee 17.000 hectáreas en Andalucía.

¿Cómo consiguieron que la gente se implicara y participase en la administración de Marinaleda?

Alrededor del problema principal, el paro. Fue en torno a este problema como se organizaron las primeras asambleas y las primeras movilizaciones.

El sistema asambleario se extendió al terreno político y por esa razón los presupuestos del Ayuntamiento se hicieron públicos, participaron los vecinos y se organizaron asambleas en los diferentes barrios en función de los problemas que había en cada uno de ellos.

¿Podría comentarnos algo más sobre su programa de vivienda y sobre los "Domingos Rojos"?

Pensamos que la vivienda debe ser un derecho universal como la educación y la sanidad y que sería necesaria una nueva ley del suelo a nivel nacional e internacional para que el suelo para la primera vivienda fuera público y no se pudiera especualar con él.

Partimos de esta filosofía para hacernos con suelo público en los alrededores de Marinaleda que recalificábamos como urbano y después se lo cedíamos gratuitamente a los jóvenes que querían hacerse su vivienda, también les facilitábamos los materiales y los albañiles. Así hemos construido más de 300 viviendas de 3 habitaciones y 100 m. de patio.

Los "Domingos Rojos" son días de trabajo gratuito en bien de la comunidad. Pretendemos que los trabajadores entiendan que pueden hacerse tareas por otros motivos y valores que no sean el dinero; también representan una manera concreta de convivencia y solidaridad con la comunidad en la que habitamos.

En esos días de trabajo comunitario suelen hacerse trabajos de limpieza, terminación de calles u otras obras menores.

¿Cómo es posible que Marinaleda pueda dar empleo a todos sus habitantes, mientras en el resto de España el paro llega hasta casi al 20%?

Pensamos que para llegar al pleno empleo, en cualquier sociedad, es necesario que los medios de producción estén controlados por la comunidad que crea la riqueza a través de su trabajo. Todas las constituciones y la declaración de los derechos humanos hablan de este derecho, pero desgraciadamente hay 1.300 millones de parados en el planeta. La razón es muy sencilla, el sistema capitalista piensa y organiza la sociedad en función del beneficio de unos pocos a costa de la miseria y el paro de muchos.

En Marinaleda, mediante la lucha, hemos conseguido 1.200 hectáreas de tierra arrebatadas al Duque, hemos creado una industria agroalimentaria y procuramos hacer obras públicas para cubrir el paro en otros sectores productivos como la construcción.

En definitiva, sólo desde una economía solidaria es posible el pleno empleo.

¿Cuál es el secreto para que un alcalde de izquierdas sea elegido una y otra vez?

Yo creo que la izquierda además de predicar debe dar ejemplo. Cuando ocupan un puesto de responsabilidad, los dirigentes de la izquierda deben vivir igual que los ciudadanos a quienes representan. Deben ser los primeros a la hora de la lucha y los últimos a la hora de los beneficios.

Creo que el propio ejemplo es la mejor propaganda.

¿Marinaleda se podría definir como un “modelo socialista” para la administración municipal? ¿Cuáles son las características básicas de ese modelo?

Creo que este modelo municipal, como tú dices, podría definirse como socialista, pues lo que pretende es que todas las personas alcancen todos los derechos, empezando por las más necesitadas.

Las características esenciales son:

  • La lucha continua para alcanzar los derechos que reclamamos

  • La participación activa lo más amplia posible del vecindario

  • Entender la vivienda y el empleo como derechos

  • Promover la igualdad entre dirigentes y dirigidos

  • Soñar e intentar que nuestros sueños se conviertan en realidades

¿Qué opina de los que hasta ahora decían que el capitalismo se había convertido en el único sistema político y económico posible para toda la humanidad?

Que se equivocaban. El sistema capitalista es un sistema que se basa en la explotación del hombre por el hombre, en la desigualdad creciente entre las personas y los territorios, y que además necesita la violencia y la guerra para mantener el privilegio desvergonzado de una minoría ridícula a nivel nacional e internacional.

Creo que el capitalismo es paro, violencia, guerra, hambre, desigualdad... por lo que tenemos la necesidad de construir otro sistema que piense en el ser humano y sus necesidades. Ahora, con esta crisis y la caída del mercado como un dios omnipotente e infalible, aparece una magnífica oportunidad para reclamar el papel del Estado y la empresa pública en la economía con un criterio solidario y de respeto absoluto a los derechos humanos.

Hemos leído en el artículo de New York Times que la experiencia de Marinaleda es una respuesta a la locura del capitalismo, ¿es posible que haya ejemplos de un modo de vida socialista dentro del sistema capitalista?

Es muy difícil, pero no imposible. Sabemos que esta experiencia alternativa al capitalismo siempre está amenazada de muerte y que al primer error o debilidad de nuestra comunidad nos aplastarán sin contemplaciones. Por otra parte, la izquierda tenemos la obligación de intentar demostrar aquí y en sitios concretos el modelo de sociedad que queremos para pasado mañana, aun sabiendo que nadamos contracorriente y que nos pondrán infinidad de zancadillas.

El intento merece la pena y no hay que perder la perspectiva de que hay que suvertir el capitalismo a nivel planetario.

Dentro de Marinaleda también hay algunas voces que critican que usted se ha convertido en un patrón, a su manera, que actúa duramente contra sus oponentes. ¿Qué opina de estas críticas?

Si no hubiera oposición, esto sería el paraíso. No lo hacemos todo perfectamente, cometemos errores, como seres humanos que somos, pero creemos que trabajamos en función de la democracia económica y política que es la verdadera democracia, pues sin igualdad, la libertad y la democracia son mentiras.

¿Ha oído hablar de los movimientos sociales y las experiencias socialistas de Turquía, como la localidad autogestionada de Fatsa entre 1979 y 1980? (posteriormente fue intervenida por el ejército tras el golpe de Estado de 1980)

No tenía conocimiento de que se hizo en Fatsa entre el 79 y el 80, pero de los militares no me extraña nada, en cualquier parte del mundo, y hay desgraciadamente demasiados casos, no sólo pueblos pequeños, sino países que han intentado el socialismo, como en Chile del que ahora se cumple aniversario, que fueron aplastados sin contemplaciones.

La burguesía, es una clase social antidemocrática y descaradamente terrorista.

¿Estaría dispuesto el Ayuntamiento de Marinaleda a hermanarse o establecer algún tipo de colaboración con las localidades socialistas de Turquía?

Por supuesto que sí, desde este momento me pongo a su disposición, personalmente y en representación del pueblo del que soy alcalde.

REBELION 22/11/2009

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres