Blogia
BLOG DEL GUAJE

El pueblo palentino de Guardo está oficialmente en Pontevedra

El «Boletín Oficial del Congreso» ya incluyó dos veces el municipio dentro de la provincia, que sumaría su concello 63.

Hasta ahora, Guardo era un municipio palentino. Eso sí, limítrofe con León y muy ligado a las cuencas mineras del carbón -a través del ferrocarril hullero La Robla-Bilbao- hasta el punto de que tuvo su revolución obrera, como Asturias, en el año 1934.

Más modernamente Guardo se hizo famoso por la caída de meteoritos, por las nevadas y por el cierre definitivo de la otrora inmensa fábrica de Explosivos en la zona. Lo que resultaba difícil de imaginar es que este ayuntamiento castellano-leonés pudiese terminar siendo el municipio número 63 de Pontevedra, a decir de quienes mandan en Madrid. Pero, según el Boletín Oficial del Congreso publicado anteayer y según otro de hace cinco meses, Guardo pertenece a la provincia de Pontevedra.

La historia se remonta al pasado 6 de junio. Ese día, el Congreso publicó el enunciado de una pregunta acerca de las previsiones para la creación de algún juzgado «en Guardo (Pontevedra)» (sic). La pregunta, formulada por el diputado popular Ignacio Cosidó Gutiérrez, se atenía a la geografía política que todos creíamos correcta antes de las modificaciones que parece que acaba de establecer la Cámara Baja y pedía en realidad explicaciones sobre un juzgado «en la localidad palentina de Guardo».

Pese a ser licenciado en Ciencias Políticas, doctor en Historia Contemporánea y profesor universitario asociado, quienes mandan en el Congreso parece que no se fiaron del todo de los conocimientos de Cosidó y ayer, en el enunciado de la contestación a la pregunta, volvieron a referirse a un juzgado «en Guardo (Pontevedra)» (sic). Todo ello a pesar de que el Gobierno se empeñaba en la respuesta en dar la razón al parlamentario y en situar Guardo en «la provincia de Palencia» y en el distrito judicial de Cervera del Pisuerga.

De momento, no se sabe si este asunto puede dar lugar a nuevas tensiones entre el Ejecutivo y la Cámara Baja, algo que, por lo demás, a nadie debería extrañar tras episodios tan reveladores como la guerra de la corbata entre el presidente del Congeso, José Bono, y el ministro de Industria, Miguel Sebastián, ambos socialistas.

Lo cierto es que Pontevedra tiene ya un municipio más en un boletín oficial. Si se consumara en la realidad, haría el número 63 después de que A Illa se desgajase de Vilanova hace unos años y, dada la afición del Congreso a trastocar geografía y toponimia, nada se opone a que el la Cámara pronto pueda adjudicarle el número 64.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Miguel -

Debería de aprobecharse la circunstancia y entrar en los planes provinciales de la Diputación de Pontevedra y pedir subvenciones a la Xunta. A lo mejor por ese lado se consigue el hospital comarcal.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres