Blogia
BLOG DEL GUAJE

DON VITO YA CHANTAJEABA EN 1997

EL PAIS 09/10/1997

El Ministerio de Industria alberga serias dudas sobre el grupo minero que controla empresario leonés Victorino Alonso. El secretario de Estado de Energía, Nemesio, Fernández-Cuesta, dijo ayer en el Congreso de los Diputados que la relación de Industria con el grupo de empresas de Victorino Alonso sería mejor si "clarificara contablemente su grupo de empresas". Fernández-Cuesta no paró ahí y añadió que en la reciente presentación de suspensión de pagos de Coto Minero del Sil se observa "cierta voluntariedad" por parte del empresario leonés.

Fernández-Cuesta no se anduvo con chiquitas ayer en el Parlamento. Ante la Comisión de Industria del Congreso recalcó que Victorino Alonso no quiso tomar los 1.333 millones que tenía disponibles desde el pasado 18 de julio como indemnización por el recorte de la actividad minera que fija el Plan General del Carbón y que ha preferido ir a la suspensión de pagos y reclamar una quita del 85% de las deudas a Hacienda y la Seguridad Social. Coto Minero del Sil ha suspendido pagos con unas deudas de 12.00 millones de pesetas, de los que la casi totalidad se deben a la Seguridad Social y a Hacienda.El secretario de Estado continuó planteando sus dudas sobre el entramado minero. "Es difícil de entender que el grupo de empresas compuesto por 14 sociedades presentara el pasado año unas pérdidas de 246 millones de pesetas con unas ventas globales de 49.399 millones y unos recursos propios de 10.000 millones y que mantenga en fase expansiva el negocio".

A juicio de Fernández-Cuesta, el empresario leonés "o tiene una fe ciega en el negocio de este sector o bien obtiene beneficios por otras vías, por lo que debe aclarar el entramado contable que tiene".

Al referirse a la suspensión de pagos presentada la pasada semana por la empresa del grupo Coto Minero del Sil, el secretario de Estado dijo que "no presupone de antemano nada, porque la decisión de suspender pagos incumbe únicamente al empresario", pero criticó el hecho de que Victorino Alonso no haya utilizado los 1.333 millones que Industria le había asignado el pasado mes de julio por reducir su capacidad de producción.

El Plan del Carbón ha sido negociado entre Industria y los sindicatos y contempla una reducción de la producción con vistas a cumplir las condiciones de la Unión Europea para recibir ayudas. El plan establece unas ayudas de 65.000 millones de pesetas para el desarrollo económico alternativo de las comarcas mineras.

Viabilidad

Sin embargo, el responsable de energía quiso dejar claro que Industria, al margen del proceso de suspensión de pagos que sigue su curso, garantizará que en Coto Minero del Sil no haya más recorte de plantilla que el que establece el Plan General del Carbón y que este recorte se producirá por procedimientos no traumáticos. Tras señalar que en la presentación de la suspensión de pagos se observa "cierta voluntariedad", Fernández-Cuesta dijo que el Ministerio está "abierto a negociar una salida de la crisis de la empresa de Victorino Alonso, pero sin que nadie nos marque la dinámica a seguir". En esta sentido, dejó claro que es partidario de esperar hasta que el juez que tramita la suspensión de pagos aprueba las cifras definitivas del balance. En la suspensión de pagos se han nombrado dos interventores judiciales y falta un tercero, que será el que defienda los intereses de la Administración.

En la actualidad existe un plan de prejubilaciones en Coto Minero del Sil que afecta a 258 trabajadores y que está pactado entre el empresario leonés y el Ministerio de Industria. Este plan de prejubilaciones ha sido paralizado de forma unilateral por la dirección de la empresa, según los datos aportados por Fernández-Cuesta, quien negó "rotundamente" que exista una imposición por parte de Industria de recortar la producción y la plantilla más alla de lo firmado por Gobierno y sindicatos en el Plan General del Carbón.

El conglomerado minero que controla Alonso es peculiar. Según la dirección de MSP, no existe como tal el grupo de empresas de Victorino Alonso, ya que no tiene personalidad jurídica, informa Marifé Moreno.

 

Victorino Alonso figura en la mayoría de sus empresas como administrador, como ejecutivo o corno accionista. Posee 14 empresas mineras en León y una en Palencia. Fuentes directivas afirman que el conjunto de empresas produce 3,65 millones de toneladas de carbón en explotaciones subterráneas y unas 300.000 toneladas a cielo abierto, aunque la cifra global roza los cinco millones de toneladas, según los sindicatos.

La plantilla es de 4.600 trabajadores directos y más de 700 en contratas. Controla el 57% del total de la producción minera de Castilla y León y aproximadamente el 50% del empleo minero de la comunidad.

Las empresas del grupo son: Hullasa (Asturias, una veintena de trabajadores); Hullas de Barruelo (Palencia, con más de 110 trabajadores); Antracitas de Brañuelas), Minas Salgueiro (León, unos ¿le 300 trabajadores); Coto Minero del Sil (León, 1.250 trabajadores); Carlenor (León, 380 trabajadores); Minas de Sorbeda (León, unos 70 trabajadores); MSP (León, alrededor de 1.900 trabajadores); Mina Tormaleo (Asturias); Mina El Porvenir (León, alrededor de 80 trabajadores); Antracitas de Fabero (León, unos 300 trabajadores); y Minas Fontoria y Peñarrosa (León, alrededor de 300 trabajadores).

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres