Blogia
BLOG DEL GUAJE

MINERIA

LOS FONDOS MINEROS SE LOS DAN A LOS PISTOLEROS

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

SALIDA DE LOS MINEROS SECUESTRADOS POR LA PATRONAL EN PALENCIA

APOYO DE LA FEDERACION SINDICAL MUNDIAL (FSM) A LOS MINEROS DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA

APOYO DE LA FEDERACION SINDICAL MUNDIAL (FSM) A LOS MINEROS DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA

 

 

 

Atenas, 22 de septiembre de 2010

COMUNICADO DE APOYO DE LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL (FSM) A LOS

TRABAJADORES DE LA MINERÍA EN ESPAÑA

Desde la Federación Sindical Mundial (FSM) queremos mandar un fraternal saludo y manifestar nuestra solidaridad a las movilizaciones que están llevando a cabo los trabajadores de las cuencas mineras de Palencia, León y Asturies por el cobro de sus salarios adeudados, por el mantenimiento de sus puestos de trabajo y contra todos los ataques que desde la patronal y el gobierno pretendan realizar para eliminar la actividad de la minería del carbón.

Solicitamos igualmente al conjunto de la clase trabajadora del Estado español que muestre su solidaridad expresa con los trabajadores del sector de la minería que se encuentran en huelga de hambre, con quienes están encerrados en las minas y con el conjunto de quienes se encuentran movilizados en la defensa de este sector productivo.

Por último, volvemos a manifestar nuestro apoyo a la clase obrera y los sindicatos de clase del Estado Español que desempeñarán su propio contenido combativo en la huelga general el próximo 29 de Septiembre y esperamos que la lucha del conjunto de los trabajadores y trabajadoras del Estado español siga emergiendo con fuerza con el objetivo de paralizar los intentos del gobierno español y de la burguesía, ayudada por los sindicatos reformistas,

de hacer pagar las consecuencias de la actual crisis capitalista a la clase obrera y los

sectores populares de este país.

EL SECRETARIADO

DON VITO YA CHANTAJEABA EN 1997

EL PAIS 09/10/1997

El Ministerio de Industria alberga serias dudas sobre el grupo minero que controla empresario leonés Victorino Alonso. El secretario de Estado de Energía, Nemesio, Fernández-Cuesta, dijo ayer en el Congreso de los Diputados que la relación de Industria con el grupo de empresas de Victorino Alonso sería mejor si "clarificara contablemente su grupo de empresas". Fernández-Cuesta no paró ahí y añadió que en la reciente presentación de suspensión de pagos de Coto Minero del Sil se observa "cierta voluntariedad" por parte del empresario leonés.

Fernández-Cuesta no se anduvo con chiquitas ayer en el Parlamento. Ante la Comisión de Industria del Congreso recalcó que Victorino Alonso no quiso tomar los 1.333 millones que tenía disponibles desde el pasado 18 de julio como indemnización por el recorte de la actividad minera que fija el Plan General del Carbón y que ha preferido ir a la suspensión de pagos y reclamar una quita del 85% de las deudas a Hacienda y la Seguridad Social. Coto Minero del Sil ha suspendido pagos con unas deudas de 12.00 millones de pesetas, de los que la casi totalidad se deben a la Seguridad Social y a Hacienda.El secretario de Estado continuó planteando sus dudas sobre el entramado minero. "Es difícil de entender que el grupo de empresas compuesto por 14 sociedades presentara el pasado año unas pérdidas de 246 millones de pesetas con unas ventas globales de 49.399 millones y unos recursos propios de 10.000 millones y que mantenga en fase expansiva el negocio".

A juicio de Fernández-Cuesta, el empresario leonés "o tiene una fe ciega en el negocio de este sector o bien obtiene beneficios por otras vías, por lo que debe aclarar el entramado contable que tiene".

Al referirse a la suspensión de pagos presentada la pasada semana por la empresa del grupo Coto Minero del Sil, el secretario de Estado dijo que "no presupone de antemano nada, porque la decisión de suspender pagos incumbe únicamente al empresario", pero criticó el hecho de que Victorino Alonso no haya utilizado los 1.333 millones que Industria le había asignado el pasado mes de julio por reducir su capacidad de producción.

El Plan del Carbón ha sido negociado entre Industria y los sindicatos y contempla una reducción de la producción con vistas a cumplir las condiciones de la Unión Europea para recibir ayudas. El plan establece unas ayudas de 65.000 millones de pesetas para el desarrollo económico alternativo de las comarcas mineras.

Viabilidad

Sin embargo, el responsable de energía quiso dejar claro que Industria, al margen del proceso de suspensión de pagos que sigue su curso, garantizará que en Coto Minero del Sil no haya más recorte de plantilla que el que establece el Plan General del Carbón y que este recorte se producirá por procedimientos no traumáticos. Tras señalar que en la presentación de la suspensión de pagos se observa "cierta voluntariedad", Fernández-Cuesta dijo que el Ministerio está "abierto a negociar una salida de la crisis de la empresa de Victorino Alonso, pero sin que nadie nos marque la dinámica a seguir". En esta sentido, dejó claro que es partidario de esperar hasta que el juez que tramita la suspensión de pagos aprueba las cifras definitivas del balance. En la suspensión de pagos se han nombrado dos interventores judiciales y falta un tercero, que será el que defienda los intereses de la Administración.

En la actualidad existe un plan de prejubilaciones en Coto Minero del Sil que afecta a 258 trabajadores y que está pactado entre el empresario leonés y el Ministerio de Industria. Este plan de prejubilaciones ha sido paralizado de forma unilateral por la dirección de la empresa, según los datos aportados por Fernández-Cuesta, quien negó "rotundamente" que exista una imposición por parte de Industria de recortar la producción y la plantilla más alla de lo firmado por Gobierno y sindicatos en el Plan General del Carbón.

El conglomerado minero que controla Alonso es peculiar. Según la dirección de MSP, no existe como tal el grupo de empresas de Victorino Alonso, ya que no tiene personalidad jurídica, informa Marifé Moreno.

 

Victorino Alonso figura en la mayoría de sus empresas como administrador, como ejecutivo o corno accionista. Posee 14 empresas mineras en León y una en Palencia. Fuentes directivas afirman que el conjunto de empresas produce 3,65 millones de toneladas de carbón en explotaciones subterráneas y unas 300.000 toneladas a cielo abierto, aunque la cifra global roza los cinco millones de toneladas, según los sindicatos.

La plantilla es de 4.600 trabajadores directos y más de 700 en contratas. Controla el 57% del total de la producción minera de Castilla y León y aproximadamente el 50% del empleo minero de la comunidad.

Las empresas del grupo son: Hullasa (Asturias, una veintena de trabajadores); Hullas de Barruelo (Palencia, con más de 110 trabajadores); Antracitas de Brañuelas), Minas Salgueiro (León, unos ¿le 300 trabajadores); Coto Minero del Sil (León, 1.250 trabajadores); Carlenor (León, 380 trabajadores); Minas de Sorbeda (León, unos 70 trabajadores); MSP (León, alrededor de 1.900 trabajadores); Mina Tormaleo (Asturias); Mina El Porvenir (León, alrededor de 80 trabajadores); Antracitas de Fabero (León, unos 300 trabajadores); y Minas Fontoria y Peñarrosa (León, alrededor de 300 trabajadores).

 

 

DON VITO CONDENADO POR FRAUDE

EL CHANTAJE ENERGETICO EN ESPAÑA

DIARIO DE LEON 20/09/2010

¿Quién privatizó Endesa? ¿Quién «regaló» dos mil millones de plusvalías a los Entrecanales por la venta de la compañía a Enel? Puestos a buscar males y culpables de la compleja situación energética de este país y por ende del carbón autóctono hay cientos de preguntas retóricas que salpicarían a cualquier gobernante. Lo cual no es pretexto para exigir al actual Ejecutivo que cumpla con su misión de gestionar y atajar el caos creciente en el sector, que se complica con la falta de demanda eléctrica y la reducción de los otrora desmesurados beneficios de empresarios mineros y multinacionales del kilovatio.

Nadie puede poner en tela de juicio que Zapatero sobreprotege al carbón nacional aun a costa de lo mal mirado que está fuera de los límites de las comarcas leonesas o de Palencia y del coste que ello le puede acarrear en plena caída libre de su imagen y capacidad política. Pero es a su equipo al que le corresponde más allá del real decreto poner orden en el mix energético de este país con una cesta equilibrada, consensuada hasta cierto punto, en la que se defina con estabilidad la cuota de las renovables, combustibles fósiles o generación nuclear que ha de configurar nuestro abastecimiento.

Así tal vez se pondría coto al mercadeo asqueroso de los lobbies eléctricos, al chantaje de empresarios adictos a vivir de la subvención frente al más mínimo mono contable, a los prejubilados en jaulas de oro, y a la vez se avalarían las inversiones de sociedades serias, que también las hay, en campos como el eólico u otros. Por no hablar de la demagogia y el conchabeo político que con las eléctricas se traen las distintas autonomías, ya dependan miles de trabajos y de millones, en una u otra, de la solar, de la eólica, de la gasística o por qué no, de las carboneras. El dislate del mix tarifario y de la regulación bananera del mercado energético tienen mucho que ver con el perenne ataque al carbón berciano o lacianiego. Porque no hace falta llenar de hogueras la A-6 para alumbrar la cruda desaparición, en poco más de un año, de 1.500 empleos en el sector de componentes eólicos -”planteado en el Bierzo como paliativo al declive de la antracita-” y que un día pierde fuelle en el mix y otro lo gana. Según se levante Sebastián.

Pero lo peor es que esta demencia no es patrimonio nacional. Cómo explicarse sino que Bruselas apruebe 180 millones de euros para investigar en el Bierzo la combustión limpia del carbón, condicionada a la puesta en marcha en el 2015 -”digo sí 2015-” de una central comercial con captura de CO 2 por parte de Endesa, y que por otro lado la Comisión Europea feche para el 2014 la defunción de los pozos no rentables.

NO AL CHANTAJE DE VITORINO Y VILORIA

EUROPA PRESS 22/09/2010

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, se ha mostrado confiado en que la Comisión Europea dé 'luz verde' la próxima semana al decreto del carbón, aunque ha advertido que no cederá al "chantaje" de las empresas  mineras Victorino Alonso y Lamelas Viloria, que no han pagado dos nóminas a sus trabajadores pese a haber recibido 367 millones en ayudas, "141.000 euros por minero" y contra las que actuará con "contundencia".

   "No querrá que aceptemos el chantaje de dos empresas que se niegan a pagar habiendo recibido las ayudas", replicó durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso al diputado de IU Gaspar Llamazares, quien le reclamó que utilice los "resortes" con los que cuenta el Ministerio para resolver esta situación y "despejar los negros nubarrones" que afectan a 8.000 trabajadores por el retraso en la aprobación del decreto.

   Sebastián ha recordado que ha abierto un expediente a ambas empresas y aseguró que el Ejecutivo "actuará con contundencia" contra ellas, eso sí, dentro de la legalidad vigente. Asimismo, destacó las medidas de apoyo del Gobierno al sector minero y la redacción del nuevo Plan a partir de 2012, y ha avanzado que convocará a las fuerzas políticas y agentes sociales para apoyar una "posición común en el carbón" ante Bruselas.

   "Espero que también se sume su compañero Raúl Romeva", has señalado Sebastián en alusión al eurodiputado de ICV, que se ha mostrado contrario al decreto.

SALIR DE LA ECONOMIA DEL CARBON

¿Es posible una transformación ecológica de la economía española? Claro que sí, pero para ello hará falta salir de la “economía del carbón” y apostar por un “New Deal Verde” ecológicamente sostenible y socialmente justo. 

Tomemos el Valle de Laciana en León como ejemplo de esta economía del carbón. Este valle está declarado como Reserva de la Biosfera por la UNESCO y está dentro de la Red Natura 2000. Sin embargo, desde hace más de una década, la empresa Coto Minero Cantábrico tiene en activo tres explotaciones de carbón a cielo abierto en las comarcas leonesas de Babia y Laciana declaradas ilegales por los Tribunales de Justicia. En el caso de una de ellas, “El Feixolín”, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha decretado la clausura y cierre de la explotación, confirmada por el Tribunal Supremo. Incluso se está a la espera de una resolución del Tribunal de Justicia de Estrasburgo, lo que contrasta con la dejadez de la Junta de Castilla y León que sigue sin aplicar las diferentes sentencias judiciales. Mientras tanto, el empresario, apoyado por el tejido político-sindical local, hace caso omiso de la legislación ambiental y prosigue con sus labores de explotación en iguales condiciones que lo venía haciendo. Todo para que crezcan los beneficios de unos pocos y se mantenga el empleo a costa de la naturaleza y de los trabajadores de las minas a cielo abierto que viven con contratos basura y sueldos de miseria.

Este caso refleja el “consenso del carbón” que existe en España. Independientemente de la insostenibilidad y de la desaparición ineluctable de este sector (20% en 2001, 13% en 2009), las principales fuerzas políticas y sociales practican la política del avestruz y cortoplacista, eludiendo la realidad. Primero, la Unión Europea ha anunciado que a partir de 2014 dejará de proporcionar ayudas a la minería de carbón. Segundo, las minas a cielo abierto no son rentables y el carbón extraído es de pésima calidad. Tercero, el carbón es una energía fósil que contribuye al calentamiento global. Pese a estas evidencias y a la vez que ponía más trabas a la producción de energías renovables, el gobierno español aprobó un Real Decreto en febrero de 2010 para prolongar esta actividad económica en Castilla y León, Asturias o Aragón. Al igual que subyace en los planes E y 2000E, aplica una premisa nunca cuestionada que sin embargo se tambalea cada vez más: mantener el empleo artificialmente, por encima de cualquier consideración ambiental o de equidad.

Ahora bien, en lugar de esta “economía del carbón”, lo que necesitamos para el siglo XXI es más bien una “economía baja en carbono”. Contra el cambio climático y para no depender de las energías fósiles, es imprescindible un sistema energético descentralizado que se apoye realmente en la reducción del consumo y el ahorro, la eficiencia energética y las energías renovables. Un sistema que no dude en recordar, como la comunidad científica internacional y los ecologistas con el petróleo del Yasuní, que el carbón que queda debe seguir en el subsuelo.

Pero más allá de estos principios verdes básicos, el cierre progresivo del sector del carbón exige respuestas sociales. Ya no podemos seguir oponiendo de manera básica y errónea –o a veces intencionada– ecología y empleo, como si de enemigos se trataran. Si no, a medida que se agrave la crisis ecológica, conoceremos un aumento de la desesperación laboral, alimentada en gran parte por empresarios sin escrúpulos que se lucran a costa de las arcas públicas, de los trabajadores y de la naturaleza. Es lo que ocurre en Laciana donde se suspende de nómina a los trabajadores y se culpa a Los Verdes de la falta de liquidez de la empresa, lo cual desemboca en agresiones físicas al concejal abajo firmante.

Al contrario: el futuro del empleo y de la actividad humana se encuentra en la transformación ecológica de la economía y del mercado laboral. Los sectores que se van a comprimir sí o sí por razones ecológicas y de sostenibilidad futura, como los basados en energías fósiles como el carbón (50.000 empleos hace 25 años, 8.000 hoy, ¿cuántos en 2014?), deben dejar poco a poco el paso a los que generan empleo duradero verde a base de fomentar las energías renovables, el transporte público, la rehabilitación de edificios, la agricultura ecológica, los cuidados a las personas, etc. Para ello, es necesaria una reorientación laboral –digna, participativa y planificada— para los trabajadores, con el fin de que su valioso “know-how” puedan aprovecharse en sectores sostenibles (dicho de otra manera: si sé construir un coche, ¿por qué no sería capaz de construir un autobús?). Para conseguir esta “gran transformación del siglo XXI” urge por tanto un pacto social de nueva cuna y de largo alcance donde las cuestiones socio-ecológicas se conviertan en un eje estructurante y motor. Este nuevo pacto, que llamamos en toda Europa el “New Deal Verde”, pone el enfoque en el cambio de modelo social para conseguir una sociedad no solo más justa sino además más sostenible. Se trata de un acuerdo ambicioso, en positivo, para dar salidas a la vez realistas y radicales, donde salgan beneficiados no solo la naturaleza y las generaciones futuras, sino también los propios trabajadores.

Esta economía sostenible, baja en carbono y que requiere otra organización social, es la antítesis de las minas de carbón a cielo abierto. Pero sobre todo, es la tesis ilusionante en pro de una sociedad que reconoce el gran valor intrínseco de su medioambiente y de sus personas.

Florent Marcellesi, coportavoz de la Coordinadora Verde, y Manolo R. Barrero, ex-alcalde y actual concejal verde de Villablino en el valle de Laciana.

Blog del autor: http://florentmarcellesi.wordpress.com/2010/09/19/salir-de-la-economia-del-carbon/

PREGUNTAS SOBRE VITORINO ALONSO Y EL CARBON

La protesta minera de "Victorino Alonso" (alias: Don Vito Carbone) huele muy mal: "141 mil euros públicos por cada minero"

 

Sr. Don Vito, ¿donde está el dinero?

Los empresarios de la minería de carbón: Victorino Alonso y Manuel Lamelas Viloria, han recibido 367 millones de euros en ayudas públicas este año, pero en cambio no pagan las nóminas a los mineros. Según dice hasta el Ministro de Industria Sebastián: "No pueden justificar que no tienen dinero, tocan a 141.000 euros por cada uno de los 2.600 mineros que emplean."

Sr. Don Vito: ¿A donde han ido a parar los 367 millones si no paga a sus mineros?

¿Como se han gastado los miles de millones de subvenciones y dinero ciudadano que ha cobrado Victorino Alonso en los últimos años?

¿Será acaso que el empresario minero Victorino Alonso retiene los sueldos como una arma arojadiza y como un chantaje contra el Gobierno y contra la Comisión Europea con la intención de alentar las protestas sindicales y conseguir aún más subvenciones faraónicas que tanto le benefician?

¿Acaso el Gobierno Español se debe dejar presionar por un empresario como "Don Vito Carbone", que tiene en su haber imnumerables denuncias por irregularidades y atropellos ambientales a causa las actividades extractivas de la minería a cielo abierto que desarrolla destripando impunemente montañas y biodiversidad, como lo que hace en el Valle de Laciana?¿

¿Es que no sabe el gobierno de ZP que este empresario paisano del Presidente ZP ha tenido una sentencia condenatoria que le obliga a pagar por fraude en la calidad del carbón?

¿No sabe el presidente de gobierno que sus actividades mineras a cielo abierto están acusadas de numerosas ilegalidades e incumplimientos de las leyes ambientales europeas, y que han sido denunciadas por la propia Comisión Europea ante el mismo Tribunal Europeo de Justicia?.

Si este empresario minero, que también es presidente de la patronal minera del carbón en España: CARBUNIÓN, está rodeado de escándalos y operaciones turbias por doquier, ¿como es posible que ningún medio de comunicación importante le haya dedicado aún una mínima investigación periodística sobre la oscura trama que rodea a este personaje de la "mafia minera" y sobre sus relaciones con políticos relevantes?

En lugar de ceder a los continuas presiones y amenazas de Victorino Alonso, acaso ¿no seria mucho más sensato cambiar el destino del dinero público y comenzar a invertir en un futuro económico nuevo, viable y honesto en las cuencas mineras? ¿Quien va a defender el interés colectivo y no los particulares beneficios económicos de algunos empresarios en las cuencas mineras mediante unos racionales objetivos sociales, económicos y ambientales?

¿Es lícito y moral el continuar dando centenares de millones de euros de los contribuyentes al empresario del sucio carbón: Victorino Alonso, en medio de una galopante crisis económica y de un déficit preocupante de las finanzas públicas, y bajo los recortes y tijeretazos sociales que está dando el gobierno de ZP?

¿Porqué los sindicatos claman al cielo afirmando que hay que salvar una minería del carbón tan ambientalmente destructiva y contaminadora, y en cambio no aplican los mismos criterios para salvar otras actividades económicas hundidas por la crisis, o para defender actividades empresariales compatibles con el cuidado y la protección ambiental?. ¿Porqué no hay que salvar los empleos del textil o del calzado?. ¿Porqué callan ante el cierre de muchas actividades empresariales que hinchan la población de precarizados y desempleados?

Cuando los líderes sindicales arengan a las movilizaciones y protestas en nombre del empleo para unos pocos mineros, ¿acaso no será que lo que realmente quieren CCOO y UGT son las monstruosas subvenciones públicas que a ellos también les benefician?. ¿No será esta la razón profunda que explica el porqué solo defienden con tanta pasión la minería destructora del clima y los ecosistemas exigiendo la continuidad de la sangría de dinero público, y que no solo reflota con gigantescas subvenciones una contaminante minería carente de rentabilidad, sino que además, al mismo tiempo permite la creación de una gran plantilla de "aristocráticos" liberados sindicales?. ¿No será que para mantenerse en sus privilegiados tronos y dotarse de ingentes recursos públicos necesitan seguir reavivando el falso mito de que el carbón es la única fuente de bienestar y futuro para las cuencas mineras de León y Asturias?

 

 

 

VITORINO CONDENADO POR FRAUDE DEL CARBON

EL PAIS 22/03/2010

El Supremo condena por fraude al

mayor empresario minero del país

Victorino Alonso pagará 13 millones por falsear la calidad del mineral.

Después de 16 años y largos y farragosos litigios interpuestos por Unión Fenosa en juzgados de León y Madrid, el Tribunal Supremo ha dado un sorprendente vuelco al proceso civil y ha condenado por fraude en la calidad del mineral a varias sociedades de Victorino Alonso, el mayor empresario minero del país. El coste de la condena asciende a más de 13 millones de euros, sumando intereses y costas. La sentencia es firme y no cabe recurso alguno.

Alonso se ha apresurado en 24 horas a llegar a un acuerdo con Gas Natural -empresa que absorbió a Unión Fenosa- para abonar de forma fraccionada el pago de la condena, ya que ha seguido suministrando hasta hoy alrededor de un millón de toneladas de mineral al año a centrales térmicas de Unión Fenosa en el norte de España, sobre todo en Asturias, León y Palencia.

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, que fija la condena en casi 7,5 millones de euros, considera probado que Alonso cometió "fraude por maquinaciones" en connivencia con empleados de la empresa eléctrica, lo que dio lugar a que la estafa no fuera detectada de inmediato.

Las empresas de Alonso, hoy con unos 3.500 trabajadores entre fijos y sociedades subcontratadas -un tercio de la plantilla de 1994- entregaban un carbón de baja calidad que era dado por bueno, a pesar de los supuestos controles de altos empleados. El peso no era tampoco el indicado en los partes diarios. El Supremo estima que este tipo de fraude "no caduca", al probarse los hechos denunciados.

Ni el Juzgado número 5 de León, ni la Audiencia Provincial admitieron a trámite en agosto de 1994 una querella criminal contra Alonso y varios de sus directivos por parte de Unión Fenosa. Los acusados lo eran por fraude repetido en la calidad del carbón suministrado a la Central Térmica de La Robla, en León.

Además, se acusaba a un ingeniero técnico de la propia central como colaborador para el fraude. Éste se estimaba en varios miles de millones de las pesetas de entonces. El Juzgado número 5 de León decidió archivar el caso por entender que no existían indicios suficientes de fraude. La Audiencia de León en 2002 sobreseyó la denuncia por estimar que no "hubo engaño suficiente", a pesar de las pruebas aportadas. Agotada la vía penal, Unión Fenosa inició la vía civil con la misma acusación en el Juzgado número 35 de Madrid. La sentencia fue favorable a la empresa eléctrica, sin embargo, la empresa minera recurrió el fallo y posteriormente la Audiencia Provincial de Madrid decidió el archivo de la causa sin condenar a la empresa minera, estimando que se había producido la caducidad del fraude denunciado.

Unión Fenosa recurrió la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid ante el Tribunal Supremo en casación, el recurso fue admitido y su fallo ha dado un giro de 360 grados a la trayectoria del litigio. Éste es el tercer mandato de Victorino Alonso al frente de Carbunión, la patronal del sector minero. Hace pocas semanas, Alonso fue homenajeado como empresario modelo por la Casa de León en Madrid. A pesar de tener una personalidad más que polémica, tanto miembros del PSOE como del PP han puesto como ejemplo en numerosas ocasiones su trayectoria personal y profesional. En juzgados de León y Madrid continúan otras causas abiertas contra Alonso por daños medioambientales.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

MANIFESTACION POR LA MINERIA EN GUARDO 4

MANIFESTACION POR LA MINERIA EN GUARDO 3

ENCIERRO MINEROS 4

ENCIERRO MINEROS 3

MANIFESTACION POR LA MINERIA EN GUARDO 2

MANIFESTACION POR LA MINERIA EN GUARDO 12/09/2010

ENCIERRO MINEROS 2

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ENCIERRO DE 50 MINEROS EN EL POZO DE LA CUEVA

POZO DE LAS CUEVAS

REPORTAJE SOBRE EL POZO DE LAS CUEVAS

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres